La Fundación Ramón Rey Ardid lleva 25 años ofreciendo servicios asistenciales, médicos y formativos a las personas más frágiles de la sociedad, como discapacitados, mayores, niños y adolescentes y parados de larga duración. MANN+HUMMEL Ibérica es una de las empresas industriales más importantes de la Comunidad Autónoma de Aragón, y desde 2013 viene participando en algunas de las iniciativas de la fundación orientadas a la inserción laboral de personas discapacitadas y en riesgo de exclusión. En el marco de esta colaboración, en octubre de 2014, me incorporé a la sección AA de la planta de MANN+HUMMEL Ibérica en Zaragoza. Yo padezco una discapacidad auditiva, a pesar de lo cual llevo ya tres años trabajando a jornada completa como cualquier otro compañero de la plantilla.

Superando día a día las barreras comunicativas

Entenderme con el resto del personal fue lo más difícil al principio debido a mi discapacidad, pero eso está hoy totalmente superado. Mis compañeros, de quienes he recibido siempre un trato excelente, hicieron muy fácil mi incorporación. También ayudó mucho el optimismo que mostré desde el comienzo. Yo soy la primera empleada sorda de MANN+HUMMEL Ibérica y puedo asegurar que, una vez que la comunicación con el resto del equipo se hace fluida, puedo trabajar de forma tan eficiente como cualquier otro empleado. Ninguna de las tareas en las que me ocupo me resulta difícil. Es más, como cada hora voy cambiando de posición en la línea de producción de filtros, la jornada se me hace muy amena.

Leticia Cisneros Le Hen

Creo que mi ejemplo puede serles muy útil a todos, tanto a las personas que tienen alguna discapacidad como a las que no. A las primeras para animarles a luchar por sus derechos y demostrar al mundo de lo que son capaces. Y a las segundas, para hacerles ver que no hay grandes diferencias entre nosotros: también tenemos familias a las que mantener y atender, compartimos esfuerzos con nuestros compañeros de trabajo, y disfrutamos de nuestro tiempo libre como cualquiera, practicando deporte, leyendo, paseando o cocinando. Yo, por ejemplo, soy una gran aficionada al senderismo y me desenvuelvo la mar de bien en la cocina. Por cierto, aunque esté feo que lo diga, hago unas tortillas de patatas para chuparse los dedos. Mis compañeros de MANN+HUMMEL Ibérica os lo pueden asegurar.

An example of work integration

El reconocimiento a MANN+HUMMEL Ibérica por su labor social

A la vista de los buenos resultados de su colaboración con la Fundación Ramón Rey Ardid y en reconocimiento de sus arraigados y demostrados valores sociales, MANN+HUMMEL Ibérica ha recibido diversas distinciones por parte de instituciones comprometidas con la integración social de colectivos en riesgo de exclusión, como la Fundación ONCE y la Obra Social de La Caixa. De cara al futuro se auguran nuevos proyectos y colaboraciones dirigidas a crear una sociedad más próspera, solidaria y justa para todos. En lo que a mí respecta, aún soy joven y pienso más que nada en el presente, pero espero seguir formando parte de MANN+HUMMEL por muchos años.